Anoche se celebró una de las citas más importantes de la temporada de premios a lo mejor del cine, la edición número 89 de los Premios Óscar, y en donde cintas como La la land y Moonlight se llevaron las estatuillas más codiciadas de la noche.

Sin embargo, el show no solo se encuentra en la pantalla sino en la alfombra roja, en la cual nuestras estrellas favoritas de Hollywood desfilaron mostrando sus elecciones de estilismo para la gala. Y es que el gran riesgo que asumen no solo se trata de no llevarse el premio, sino acabar en la lista de los peores vestidos de los expertos en moda.

Debemos decir que en esta edición no vimos propuestas que nos quitaran el aliento como en años anteriores con estrellas como Lupita N’yongo, Cate Blanchett o Angelina Jolie, pero vimos algunas lecciones de estilo que vamos a resumir a continuación:

Brie Larson en Óscar de la Renta

Sin duda alguna nuestra favorita. La ganadora en la categoría de mejor actriz en 2016 por su papel en “Room”, y la futura Captain Marvel dio cátedra de estilo al enfundarse en este exquisito vestido negro de terciopelo de Óscar de la Renta. Sencillo pero con mucho drama. ¡Se hizo notar en la alfombra roja!

Emma Stone en Givenchy Haute couture

Emma sabía que era su noche, sabía que se llevaría el Óscar a mejor actriz por su papel en La la land luego de una impecable puesta en escena y un triunfal paso por los BAFTA y los Globo de oro, por eso tenía que brillar en la gala más importante del séptimo arte. Nada mejor que ese Givenchy dorado con flecos, al más puro estilo de las chicas flapper de los años 20, ¡todo un homenaje al glamour del antiguo Hollywood!

Viola Davis en Armani Privé

Vestida para ganar. Así se puede describir el estilismo de Viola en una alfombra roja en la que predominaron los blancos, beige y metalizados. Con ese vestido rojo y escote en hombros lució sobria y elegante para la gala.

Emma Roberts en Armani

Sencillo, clásico y sexy, esta joven sin duda supo cómo tenía que brillar en los Óscar con este delicado diseño de Armani. Un vestido exigente tanto por el escote como por su tejido pero que Emma supo combinar con un peinado y maquillaje en tonos terracota. ¿No se les parece un poco a Jessica Chastain?

Janelle Monae en Elie Saab

La Menina perdida de Velázquez, no hay otra manera de describir a la actriz que brilló por su extravagancia en la ceremonia. Nosotras ya no sabíamos si estábamos ante la modelo de un cuadro renacentista, o ante el casting para una nueva musa de Star Wars. ¿Será la competencia de la reina Amidala? Lo cierto es que mientras el escote era bellísimo y de alto trabajo artesanal, en su falda cabía medio teatro Dolby. ¡Por eso el viejo refrán de menos es más!

Ginnifer Goodwin de Zuhair Murad

Aunque la amamos en su papel en ‘He is not into you’, debemos decir que Ginnifer es la definición del aburrimiento por antonomasia. No sabemos si es que no tiene para pagar un buen estilista, o peor aún, el que tiene la odia, pero todo es un completo error: el vestido, la silueta y el maquillaje oscuro que encrudece sus facciones.

Dakota Johnson en Gucci

Así no Dakota, así no. Podrá estar vestida por Gucci, pero lució igual que su personaje en 50 Sombras de Grey: sosa y predecible. ¿Cómo es posible protagonizar una de las películas de la temporada, mostrarlo todo y en los premios más importantes del cine lucir tan deprimente? ¡Hubieras escogido uno de los tantos vestidos que te regaló Christian Grey en la película, querida Anastasia!

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.