El cabello se ha convertido en el accesorio de moda de los últimos tiempos. El boom de las redes sociales y las nuevas tendencias fomentadas por las celebrities en la atmósfera digital, son algunos de los sucesos que han revolucionado la industria de la coloración capilar y styling a nivel global.

En Latinoamérica, países como Brasil, México, Chile y Perú son algunos en los que la coloración tiene mayores adeptos en el público femenino. En Colombia, a pesar de que las consumidoras enfrentaban ciertos temores frente al uso de tintes, cada vez se dejan seducir más por las nuevas técnicas de coloración“Las mujeres colombianas ahora muestran mayor interés por probar cosas nuevas, por estar a la moda y experimentar con su cabello”, afirma Natalia Morales, Directora de la División de Productos Profesionales de L’Oréal Colombia.

L’Oréal Professionnel, se ha consolidado como generadora de tendencias y es por eso que presenta en el país sus #ItLooksLatinos2018, “de París para Latinoamérica”, que consiste en nuevas propuestas de coloración para cautivar tanto a las mujeres arriesgadas como a las más clásicas. De allí surgen dos grandes categorías: #ColorAddict, una corriente inspirada en las mujeres trendy, atrevidas y amantes de la moda; y #ColorMeFrench que tiene como musas a las fieles seguidoras de un look cosmopolita, pero sutil.

#ColorAddict: el color en su máxima expresión

Las mujeres #ColorAddict son fashionistas apasionadas que están en la búsqueda constante de lo último en tendencias. Cuando deciden dar color a su pelo, se inclinan sin miedo por opciones intensas y arriesgadas. Para las ellas la apuesta puede ir por alguno de estos estilos:

Pink Lemonade: Este nuevo color de cabello es todo lo que tienen que saber quiénes buscan llevar la última tendencia en su cabeza. Un tono que puede ir desde el más suave y pálido rosa, casi imperceptible; hasta un tono más coral y fuerte. Todo depende del impacto que se busque y por supuesto la personalidad de cada mujer.

Coloraciones metálicas: Un verdadero homenaje a los matices glamurosos de Hollywood y a esas sirenas plateadas con sus exquisitas ondas largas y definidas. El nuevo “Shimmer” combina el suave e iridiscente color perla brillante con cabellos de longitud media y larga.

Cabello multi-tono: Para quienes se atreven a los colores del arcoíris y quieren sacar su lado creativo y colorido. Pero en vez de optar por rosas fuertes, o azules eléctricos, pueden elegir tonos más sutiles y de aspecto natural.

Rubio polar con raíces: Una tendencia que continúa en alza. Una coloración muy rubia casi blanca, pero siempre dejando las raíces oscuras para crear contraste. El tipo de corte que se recomienda para combinar esta coloración fría, es un long bob o media melena, pero siempre de puntas rectas. Se puede llevar bien liso, con ondas suaves o con mucho volumen para sacar un lado más salvaje.

#ColorMeFrench: entre lo sobrio y lo sofisticado

Por su parte las #ColorMeFrench son aquellas mujeres que buscan un efecto natural en su pelo, sin esfuerzo y con una coloración sutil y sofisticada como su personalidad. Son mujeres conservadoras, elegantes y sobrias que logran crear un estilo desde los básicos. Para ellas las propuestas son diversas:

French Brown: continúa siendo una de las más populares esta temporada, y no es de extrañar, ya que es el color indicado para acompañar al también hairstyle de la temporada: el súper chic French Girl Hair. Este es un tono de marrón intenso y profundo, que sienta bien a prácticamente todos los tonos de piel.

Gingerbread Latte Hair: Inspirado en las tonalidades de ingredientes como la canela, el jengibre y el cream soda. Esta combinación de colores es ideal para castañas que buscan crear contrastes o para rubias oscuras que buscan oscurecer aún más el cabello.

Bronde Caramelo: Una de las tendencias de la temporada. Perfecto para las pieles morenas, que buscan iluminar el rostro y escapar de los rubios blancos. Esta coloración queda muy natural y aporta muchísimo movimiento en todas las melenas, pero es especialmente ideal para las de cabello fino.

Ash Brown: Un agradable tono marrón intermedio para aquellas que estén considerando oscurecer (o aclarar), pero no quieren comprometerse con un cambio tan drástico de coloración. Inclusive se puede combinar con unas balayage u ombré para aportar un poco más de calidez al cabello.

Lo cierto es que, sin importar el tipo de mujer, la coloración se está convirtiendo en el gesto de belleza deseado para crear ese look con identidad propia, tal como ocurre con el maquillaje y los accesorios de moda.

“El objetivo es tratar a cada mujer con singularidad, encontrando el punto correcto entre la naturalidad y lo atrevido. La mujer latina tiene una belleza única. Y es importante que nosotros como expertos, sepamos cómo adaptar las tendencias para esas mujeres”, afirma el brasilero Bruno DViana, prestigioso estilista y artista internacional de L´Oréal Professionnel, experto en color y visagismo.

¿Y para este Otoño/Invierno?  ;-) 

Términos como cabello beigecolor frío y color cenizo son de los más buscados en color y actualmente son trending topic a nivel de moda del cabello. Es por esto que las tendencias de final de año estarán enfocadas en colores fríos, inspiradas en la mujer parisina. Estas mujeres son quienes buscan looks más suaves y sutiles que, aunque les interesa el mundo del color, el resultado de éste es supremamente natural.

Para otoño/invierno se encuentra el término descrito como Icy Contrast, que apoya el look de las mujeres con colores fríos muy atenuados y que se anclan a la fibra, permitiendo un color duradero y con esa personalización del color que las mujeres buscan cada vez más.

La técnica que propone L´Oréal Professionnel para otoño/invierno es un color menos uniforme, basado en la combinación de dos tonos para un look natural, multidimensional y elegante. Se mantienen las raíces más oscuras que contrastarán con las puntas un poco más claras.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.